El picoteo entre horas es algo que da algún que otro quebradero de cabeza a más de uno y de una. Patatas fritas, gominolas, frutos secos… todo alimento rico en grasa y/o azúcares es bienvenido cuando no podemos controlar el apetito.

¿Y si te presento un alimento dulce que puedes comer en esos momentos de picoteo y te ayuda, a su vez, a perder peso? Estoy hablando de la granada, una fruta antioxidante, rica en fibra y llena de vitaminas, no de calorías.

¿Cómo evitar los kilos de más con la granada?

  • Su alto contenido en fibra te saciará lo suficiente como para evitar que sigas picando sin parar.
  • El 80% de la granada es agua, por lo que su poder diurético te ayudará a eliminar la retención de líquidos.
  • La perfecta proporción de sodio y potasio que contiene, hará que tu masa muscular se mantenga bien.
  • Su dulce sabor evitará que comas otros alimentos ricos en azúcares añadidos.
  • Aunque pueda dar algo de pereza pelar y desgranarla, es muy cómodo comerla si la tienes lista en un tarro de cristal. ¡Tendrás comida rápida y sana al instante!

3 ideas para perder peso comiendo granada

  1. kilos de másSi añades 2 cucharadas de granada a tus tentempiés y postres, conseguirás aportarle nutrientes casi sin calorías. Te saciarás mucho más que sin ella en el plato y evitará que sigas picoteando de más.
  2. Si eres de los/las que picotea mientras cocina, puedes sustituir el picoteo “menos sano” por 2 puñados de granada. Para que te hagas una idea, una bolsa de patatas fritas te aporta unas 500 calorías. 2 puñados de granada, en cambio, te estarán aportando tan solo 40 calorías.
  3. Si al preparar tu ensalada para cenar sustituyes los típicos picatostes por la granada, estarás añadiendo ese toque crujiente, pero con una cantidad de calorías 10 veces menor. Estarás pasando de las 400 kcal de los picatostes a las 40 calorías de la granada.

Elige de manera consciente cada ingrediente de tu dieta diaria y… ¡Cómete la Vida!