Dentro de los innumerables mitos alimentarios que escuchamos en nuestro entorno, uno de los más oídos es el de dejar de picotear entre horas para perder peso. Este y el de “quitarme el pan de las comidas porque engorda”, que trataremos en un artículo que publicaré más adelante, son eso, mitos o leyendas que no debemos tomarnos al pie de la letra.

picoteo perfectoPicotear entre horas nos puede hacer engordar hasta 10kg en un año, totalmente de acuerdo, pero no es la acción de picotear en sí, sino lo que comemos cuando picoteamos lo que provoca ese aumento de peso. Patatas chips, dulces, chocolate, bollería… En definitiva, alimentos muy ricos en grasas saturadas y azúcares que, además de hacernos comer muchas calorías en poco tiempo, no nos aportan ni nutrientes ni saciedad.

¿Y si te digo que puedes seguir picoteando entre horas? Solo cambiando esos alimentos ricos en calorías por otros ricos en nutrientes harás, del picoteo entre horas, un hábito saludable.

Y ahora te pregunto, ¿crees que existe el picoteo perfecto para que, sin renunciar a él, puedas cuidarte y mantener tu  peso y apetito bajo control?

¿Cuál es tu picoteo perfecto para perder peso?

FRUTOS ROJOS

Son ricos en fibra, antioxidantes y agua. Todo esto se traduce en que te aportan saciedad, pueden ayudarte a lucir una piel mucho más bonita y son bajos en calorías. Además, son tan prácticos como llevártelos en la bandeja donde vienen, ponerlos debajo del grifo, escurrirles el agua y… ¡a disfrutar del picoteo sano!

GRANADA

picoteo perfectoAunque tenga algo más de trabajo por tener que des-granarla previamente, una vez la tienes lista para comer, ¡es una maravilla! Yo suelo tenerla en la nevera, en un tarro de cristal bien cerrado y voy cogiendo una cucharada para añadirla en mi ensalada, en el yogur para desayunar o merendar, etc. Es tan práctico que puedes poner 2-3 cucharadas en un pequeño recipiente e ir picoteando sin remordimiento alguno.

FRUTOS SECOS

Son más ricos en calorías que el resto de opciones, pero eso no significa que debamos prohibirnos su consumo. Un puñado de 6 nueces, 7 almendras o 6 avellanas pueden convertirse en el sustituto perfecto de tu picoteo habitual mientras trabajas o preparas la cena. Eso sí, siempre crudos o tostados y sin sal ni azúcar.

UVAS

Como bien os dije en un artículo anterior, las uvas son una fruta de la que solo nos acordamos cuando debemos cumplir con las tradicionales campanadas de Nochevieja. Pues bien, aunque la ración recomendada sea de unas 8-10 uvas, serán tu picoteo perfecto mientras trabajas frente al ordenador, ves una serie o charlas con un amigo.

Otras opciones pueden ser unos tomatitos cherry, unas rodajitas de zanahoria, unos dátiles, un puñado de cerezas… Como ves, las opciones son infinitas y todas ellas cumplen con los requisitos de saciarte y aportarte nutrientes en pocas calorías.

Haz una buena selección de alimentos beneficiosos para ti y… ¡Cómete la Vida!